¿QUÉ ES?

La sepsis es una reacción del organismo ante una infección provocada por microorganismos patógenos como bacterias, virus e incluso hongos, que conocemos popularmente como gérmenes.

Cuando nuestras defensas no son capaces de eliminar la infección, incluso con la ayuda de fármacos antimicrobianos como por ejemplo los antibióticos, se diseminan por el torrente circulatorio los gérmenes, sus toxinas y algunos sustancias que produce nuestro cuerpo, provocando en el organismo una reacción inflamatoria generalizada.

Esta reacción altera la coagulación de la sangre y el flujo sanguíneo, lo que afecta especialmente a algunos órganos vitales como el cerebro, los pulmones, el hígado, los riñones, etc, que resultan dañados, es lo que conocemos por SEPSIS.

Por lo tanto, la SEPSIS no es una enfermedad en sí misma, sino que surge cuando la respuesta del cuerpo a una infección daña sus propios tejidos y órganos. 

Si no intervenimos a tiempo y se produce un daño importante en multiples órganos que dejan de funcionar, la vida del paciente corre peligro. A esta fase crítica la denominamos: SHOCK SÉPTICO.

La SEPSIS es la causa evitable número uno.

  
 

SÍNTOMASInfecciones más habituales que desencadenan la sepsis

Los síntomas de la SEPSIS inicialmente pueden pasar desapercibidos al confundirse con los de una infección normal. Por eso hay que estar muy atentos en personas susceptibles de desarrollar esta complicación (ancianos, diabéticos, personas inmunodeprimidas o con patologías crónicas graves).

Cuando sabemos que padecen una infección porque el médico ya la ha diagnosticado, y están en tratamiento; o simplemente cuando sospechamos que hay un proceso latente que podría llegar a pasar desapercibido en su inicio, SE DEBE CONSULTAR AL MÉDICO RAPIDAMENTE para evitar poner en riesgo la salud del enfermo.

 

Debemos prestar especial atención a los siguientes signos o síntomas que nos pueden alertar de una complicación relacionada con la SEPSIS:
  • Aumento del ritmo cardiaco -por encima de 90 pulsaciones-
  • Elevación de la frecuencia de la respiración, o dificultad para respirar
  • Si la temperatura corporal se eleva por encima de 38ºC o desciende por debajo de 36ºC
  • Si desciende la tensión arterial
  • En caso de vómitos o nauseas
  • Cuando detectamos una reducción del volumen de orina
  • Si el paciente tiene confusión-somnolencia o pérdida de conciencia

Estos son motivos de CONSULTA MÉDICA URGENTE y requieren atención inmediata.

 

La SEPSIS puede evolucionar muy rápidamente y cada hora perdida aumenta el riesgo para la vida del paciente que requiere ATENCIÓN HOSPITALARIA URGENTE.
Es mejor equivocarse en una solicitud de atención sanitaria que actuar con retraso y poner en riesgo una vida.

 
El médico siempre le indicará lo mejor, esté pendiente de sus recomendaciones.

 

 

PRONÓSTICO

 

La sepsis es un proceso dinámico que puede evolucionar hasta hacer fracasar totalmente varios órganos vitales y por tanto, es difícil predecir su desenlace clínico.

 

 

En general, un diagnóstico y tratamiento precoz mejoran el pronóstico y la probabilidad de recuperación del paciente.

 

 

 

 
Esta información tiene un carácter divulgativo y por lo tanto no sustituye la que pueda recibir por parte de los profesionales de la salud.
 

 
Joomla templates by Joomlashine