Diagnóstico

Los síntomas de la sepsis son varios y todos ellos comunes a otras patologías, lo que dificulta enormemente su diagnóstico.

Sin embargo, la prioridad fundamental es determinar el origen o foco de infección. Por ello, el médico realizará todos los estudios y analíticas necesarios para descubrir el origen y grado de afectación del paciente: analíticas de sangre y orina, estudio de coagulación, radiografía de tórax, electrocardiograma, etc.

 

TRATAMIENTO

  • El tratamiento se dirige fundamentalmente a identificar y atacar la causa de la infección, generalmente utilizando sustancias como los antibióticos, antifúngicos, etc.
  • En muchos casos el foco de la infección requiere una intervención quirúrgica o invasiva, tal como puede ser el caso de abscesos, piedras en la vesícula y/o sus conductos, apendicitis, etc.
  • Cuanto antes se inicien estos tratamientos mejor puede ser el pronóstico.
  • Al mismo tiempo se actúa para reducir el alcance de la descontrolada inflamación y limitar el daño orgánico, preservando las funciones vitales como la respiratoria, renal, hepática, etc.

 

EVOLUCIÓN

  • La evolución del paciente dependerá de su respuesta al tratamiento de la infección base, y a la capacidad de contener el daño orgánico.
  • El equipo médico que le atiende valorará día a día, y a veces hora a hora, las constantes del paciente adoptando en cada momento las decisiones clínicas más convenientes.
  • La propia naturaleza de este cuadro clínico no permite, en general, un pronóstico de la evolución el primer día de ingreso. Por ello, el médico le facilitará información actualizada y frecuente.

 

¿QUÉ MEDICOS TRATAN LA SEPSIS?

En el manejo de la sepsis está implicado un equipo multidisciplinar que habitualmente cuenta con una amplia gama de especialidades clínicas, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento. Aunque principalmente es tratado por los médicos de cuidados intensivos hay otros especialistas de consulta o apoyo: enfermedades infecciosas, urgencias, cirujanos, oncólogos, hematólogos, urólogos, nefrólogos, internistas, además del médico de familia, farmacéuticos y enfermeros.

 

¿ES NECESARIO SIEMPRE EL INGRESO?

  • Sepsis no complicadaEn su fase inicial, la sepsis no complicada temprana se trata con antibióticos en casa en muchos casos y muchos de los pacientes con sepsis no complicada hace una recuperación completa.
  • Sepsis complicada y shock sépticoEn este caso el tratamiento debe ser administrado en el hospital y muchas veces requiere de ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).
 
 
  
Esta información tiene un carácter divulgativo y por lo tanto no sustituye la que pueda recibir por parte de los profesionales de la salud.

 
Joomla templates by Joomlashine